YouTube

¿Porque te sigue gustando tu ex?

Las rupturas traen sus complicaciones, da igual si ha sido una relación corta o de años, dependiendo de cada caso es muy complicado olvidarse de tu expareja y dejar de quererla.

Sentirse bloqueado/a

En teoría, todas las rupturas tienen un ciclo o fases de duelo, que terminan con la aceptación de la pérdida, sin embargo, en la práctica nunca es tan sencillo.

Puedes pensar que la relación no funciona, incluso tu pareja habértelo hecho saber y, aún en ese caso, notar que en realidad todavía no ha terminado, que si hubieses hecho las cosas de una u otra forma, todo iría bien.

Lo anterior se convierte en un círculo vicioso y a ratos obsesivo, recordando el pasado una y otra vez.
Una razón por la cual viene el bloqueo es por no haber roto formalmente, sino que se deja que la relación se enfríe para acabar no hablando.

Las redes sociales no ayudan, pues en ocasiones puede parecer que la otra persona ya lo ha superado, cuando en realidad no es así.

Pensar que eres el/la culpable

En los casos en los que tu expareja lleve muy mal la ruptura, puedes llegar a sentirte culpable, lo que hace que no termines de olvidarla completamente, paso necesario para curarte.

En realidad, quieres estar con él/ella

Las relaciones entre dos son complicadas, pero en ocasiones, no basta con estar enamorado/a, sino que se necesita que dicha relación funcione, cuando uno de los dos no está a gusto con la relación, los sentimientos de amor lo hacen incluso más insoportable, surgiendo las dudas y mermando la autoestima.

Cuando la relación se termina, es normal que pienses en tu expareja, y que si estuvieseis juntos estaría todo genial, pero recuerda, si no funcionabais bien como pareja de nada sirve que estuvieseis enamorados, sobre todo si una de las partes no se esforzó en intentar arreglar la relación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *